Historia de South Texas Health System

South Texas Health System tiene raíces profundas en Rio Grande Valley. Ahora con más de 2,200 empleados en nueve instalaciones, es el proveedor de atención de salud más grande del área. La historia de South Texas Health System se remonta a comienzos humildes hace un siglo. Las ciudades de McAllen y Edinburg estaban en el centro del crecimiento de atención de la salud.

McAllen: de visitas domiciliarias a hospitales

Hace un siglo, los residentes de McAllen recibían la atención de un médico de la manera en que podían. En 1918, el Dr. Frank Osborn construyó una farmacia y oficinas médicas en McAllen. Unos años después, el Dr. J.M. Doss combinó su casa con una oficina y un hospital. El primer médico latino de McAllen, Dr. Carlos Balli, comenzó a atender en 1920. La leyenda dice que hacía visitas a domicilio a lomo de caballo.*

Sin embargo, los residentes de McAllen necesitaban un servicio de atención médica más sólido. El Dr. Osborn y otros comenzaron un movimiento en el año 1923 para establecer el primer hospital municipal de McAllen. El gobierno de la ciudad emitió bonos por valor de $25,000 y la extensión de terreno sobre la que actualmente se asienta City Hall fue comprada por $1,300. El McAllen Municipal Hospital abrió sus puertas en junio de 1925, con instalaciones preparadas para brindar atención médica a 25 pacientes. En poco tiempo, el edificio original del hospital fue insuficiente para atender a la comunidad de McAllen, por lo que en junio de 1927 se aprobó mediante votación y se concretó otra emisión de bonos por valor de $250,000. El McAllen General Hospital fue completado en 1928. El nuevo edificio se construyó en la primera mitad del terreno, junto a las instalaciones del hospital original, las cuales se designaron como vivienda para las enfermeras.

El hospital pasó por dos ampliaciones más, en 1954 y en 1960, cada una de las cuales costó aproximadamente $1 millón. En la ampliación que se llevó a cabo en 1960, se añadió una sala de recién nacidos con 36 cunas, con lo cual la capacidad del hospital para pacientes llegó a un total de 200 camas. Ahora, las instalaciones junto con el equipo tenían un valor superior a los $3 millones. El progreso y los avances médicos exigieron nuevas reformas, las cuales volvieron a hacerse en 1967 y 1973. El edificio que durante décadas albergó a este hospital, que recibió diferentes nombres, fue finalmente demolido en 1993 para permitir la edificación del nuevo McAllen City Hall.

El McAllen Medical Center y un nuevo horizonte

Los hospitales municipales fueron reemplazados a fines de 1985 por un nuevo sucesor: el McAllen Medical Center, un centro médico de seis pisos que sigue funcionando hasta hoy en su edificio original. Actualmente, dicho edificio tiene ocho pisos.

El McAllen Medical Center cuenta en sus instalaciones con la primera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y centro de cirugía neonatal de Rio Grande Valley. También ha sido designado como la única Unidad de Accidentes de nivel III en el condado de Hildago. Gracias a su asociación con el Programa McAllen Family Medicine Residency, este hospital puede hacer honor a su compromiso de brindar capacitación y empleo a médicos en South Texas.

El McAllen Heart Hospital fue inaugurado el 15 de enero de 1996, para funcionar como un centro médico especializado en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades del corazón. Este hospital de 60 camas ofrece atención médica especializada en enfermedades cardíacas a pacientes hospitalizados y ambulatorios, además de un centro de emergencias que funciona las 24 horas. El McAllen Heart Hospital ha sido diseñado con el objetivo de garantizar el mejor entorno para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Health Services, Inc. (UHS) compró el McAllen Heart Hospital a MedCath Corporation en enero de 2001 y hasta hoy, este hospital continúa funcionando exitosamente como un centro médico especializado en atención de enfermedades del corazón. McAllen Heart Hospital es el primer hospital independiente cardiológico y cardiovascular de la nación, y sigue recibiendo premios nacionales por su excelente atención.

Edinburg: desde los hogares hasta el centro médico

Al igual que los residentes de McAllen, en épocas pasadas los de Edinburg tenían que ser un poco creativos para recibir atención médica. Desde 1916, W.R. Montgomery permitía a los médicos realizar cirugías en su hogar, en la esquina de S. Closner y E. Country Club Drive.

Al poco tiempo, Edinburg necesitaba más camas que las que había en la casa de Montgomery. En 1927, se construyó Grandview Hospital. Era un momento de gran crecimiento en la ciudad y luego del hospital, se construyeron la Cámara de Comercio y Edinburg College.

Grandview Hospital atendió a la comunidad hasta 1968, cuando se construyó Edinburg General Hospital en 333 W. Freddy Gonzalez Drive. Más adelante, cambió de nombre a Edinburg Hospital y se realizaron dos grandes ampliaciones: una en la década de 1970 y otra en la década de 1980. El hospital funcionó como una Autoridad Hospitalaria gubernamental sin fines de lucro hasta que se vendió a Universal Health Services, Inc. en noviembre de 1994. Como parte de su compromiso con la comunidad, Universal Health Services, Inc. comenzó en julio de 1996 la construcción del hospital de cuarta generación en la comunidad. Edinburg Regional Medical Center abrió sus puertas el 1 de agosto de 1997, para brindar atención a los residentes de la comunidad.

Cornerstone Regional Hospital, copropiedad de inversores médicos, comenzó a formar parte de South Texas Health System en 2005. En marzo de 2006 Edinburg Children's Hospital se agregó al campus como el primer hospital independiente para niños en Rio Grande Valley. Más adelante ese año, el Centro de Rehabilitación de Edinburg Regional inició operaciones en el segundo piso de Edinburg Regional Medical Center. Con expansiones y la ampliación del acceso a la atención, el Centro de Salud Conductual de South Texas se mudó de McAllen y abrió una nueva instalación de reemplazo en junio de 2006, para atender a los pacientes de salud conductual de Rio Grande Valley.

*Fuente: Texas Historical Commission