El programa enseña formas de dar un paso al frente en una emergencia

Los accidentes pueden dar miedo, especialmente aquellos que implican una pérdida de sangre. Y peligroso. De hecho, el sangrado incontrolado es la principal causa de muertes evitables por trauma físico. Pero no es necesario ser un profesional médico con licencia para ayudar a salvar la vida de alguien.

A través de STOP THE BLEED®, una campaña nacional de concientización pública y un programa de capacitación de un solo curso, puede aprender cómo dar un paso al frente en una situación de emergencia y ser la razón por la que alguien regrese a casa con su familia.

STOP THE BLEED se desarrolló después del tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook. Si bien las heridas de bala son una causa importante de muerte por pérdida grave de sangre (también llamada exanguinación), los cortes en la cocina y las lesiones en el trabajo del jardín son razones más comunes por las que las personas se encuentran en el hospital debido a un sangrado excesivo.

“Puede ser muy rápido: una persona puede desangrarse en solo cinco minutos”, dice el Dr. Carlos H. Palacio, MD, FACS, Director de Trauma, South Texas Health System McAllen, un Centro Integral de Trauma de Nivel I en el condado de Hidalgo. “Cuando se completa este curso, la comunidad está capacitada para ser salvavidas, básicamente”.

Al completar la capacitación STOP THE BLEED, los miembros de la comunidad pueden asumir un papel fundamental antes de que el paciente llegue a la sala de emergencias.

“Ayudarán a reducir el número de víctimas al disminuir el período de desangrado de un paciente”, dijo el Dr. Palacio. "Entonces, para cuando lleguen los paramédicos, deberían tener una buena presión arterial y una buena cantidad de sangre todavía en su sistema y podremos continuar nuestro trabajo con el paciente".

Debido a la posibilidad de tiroteos masivos, dice el Dr. Palacio, la mayoría de las instalaciones públicas tienen torniquetes a mano para detener el sangrado severo. Sin embargo, agrega, si está ayudando a alguien con una herida traumática y no hay un torniquete disponible, se puede usar cualquier pieza de tela, camisa o toalla para atar la extremidad lesionada.

Programe una sesión de capacitación

El Departamento de Trauma del South Texas Health System McAllen viaja por todo el Valle del Río Grande para llevar a cabo una capacitación complementaria de STOP THE BLEED en inglés y español para grupos comunitarios, escuelas y más. Cualquier persona de 16 años o más puede participar en la capacitación. Si está interesado en programar una sesión, puede comunicarse con la Coordinadora de Prevención de Lesiones de McAllen del South Texas Health System, Veronica Ann Silva, al 956-632-4929 o veronica.silva2@uhsrgv.com.

Durante la pandemia en curso, el personal está tomando precauciones contra el COVID-19, incluido el tamaño limitado de las clases, el distanciamiento social, el uso de mascarillas y la desinfección del equipo.